El violín de la vida
toca canciones a mis oídos
como arcángeles solitarios...
que escapan de su nido
y bajan al averno
para darme compañía
para calmar mis miedos
y ahuyentar mis pesadillas...

Como duendes de cristal
los Dioses desde lejos me miran
envidian mi suerte ancestral
y apuestan furiosos a mi desdicha
pero el tiempo juega a mi favor
y me regala segundos preciados
el viento empuja mi embarcación
y denigra los malos presagios...

Justo en el epicentro de la ira
se advierte tenue la paz
renace la esperanza perdida
como sueño dorado tenaz
la fuerza de los mundos
que habitan dentro de mi
se unen y accionan juntos
para poderme redimir

Me miro al espejo
y mi rostro reconozco
cada hueso, cada pelo
me miran desde su reflejo
con merodeo y asombro...

Cada gramo de mi cuerpo
grita una sinfonía inmortal
el río imperturbable del destino
teje la red que me sostendrá
porque estoy hecha para sentir
para vivir y para siempre encontrar
en medio del infierno
la forma perfecta de escaper.

Jessica Carrasco

Vida

@Jessica Carrasco

  • Facebook Clean
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now