Martillo y cinel

Estaba escrito 
en los libros de la vida 
que serías tú 
mi más preciada compañía, 
que te quedarías a mi lado, 
de noche y de día, 
que en tu paz y confianza
mi esperanza reposaría.

Era nuestros destino 
permanecer atados, 
como el árbol a su raíz, 
como tierra al barro, 
como el río que frondoso 
inevitablemente llega al mar, 
como lluvia al suelo 
como aire al respirar.

Habías sido asignad@ 
con una gran misión, 
ser de mi vida entera 
amad@ escultor, 
moldearme con amor
regalarme tu saber
sin embargo huiste 
y solo me dejaste
un martillo y un cincel.

Jessica Carrasco Carrasco

@Jessica Carrasco

  • Facebook Clean
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now