Dejadme

Dejadme sentir 
las tormentas dentro de mi, 
no juzgueis mi vida 
en razón de mis reír...

Dejadme fluir 
en cálidas o frías mañanas, 
como aquel árbol 
que desde tiempos antaños 
se asoma a mi ventana...

Dejadme cabalgar 
en el mar mi recóndito edén, 
dejadme crecer, 
dejadme florecer, 
dejadme ser!

Jessica Carrasco Carrasco